Qué pasa con tecau… y una entrada sobre el victimismo

Queridos lectores y lectoras:

supongo que habréis notado que la frecuencia de publicación de entradas en tecau se ha reducido notablemente últimamente. En mi caso es una cuestión de tiempo y de energías (he empezado un trabajo nuevo) pero volveré a reunir fuerzas. Como siempre se agradecen las colaboraciones de todo tipo. Cuantas más experiencias reunamos, cuantas más opiniones, cuantos más puntos de vista, cuantos más estilos mejor. ¡Muchas gracias a todos los que han colaborado hasta ahora!

Entre tanto he pensado que podemos revisar artículos y entradas interesantes que están en internet pero que quizá hayan caído en el olvido porque hace tiempo que fueron publicados. Aquí va uno de Miranda sobre el victimismo en los tcas:

http://aquienleamargaundulce.blogspot.com/2008/01/somo-vctimas-o-victimistas.html

Anuncios

Año nuevo y buenos propósitos

A todos los que nos leeis: ¡os deseo un 2009 saludable y lleno de buenos momentos! Por estas fechas se suele hacer balance del año pasado y planes para el que viene. Se suelen recordar los propósitos del año anterior y decidir si los hemos cumplido o no. Considero que es una buena costumbre porque siempre es bueno recapacitar sobre lo que hemos hecho, sobre lo que queremos, sobre si hay cosas que cambiar, etc. en vez de que pase el tiempo sin que nos enteremos. Pero ese balance también puede convertirse en una sesión de tortura si los propósitos del año pasado eran inalcanzables, por ejemplo. En mi opinión unos propósitos saludables y positivos deben cumplir estos requisitos:

Sigue leyendo

Atracones, ¿por qué?

Julio es médico, residente en la especialidad de medicina interna. Esta es su respuesta a la pregunta: ¿por qué nos damos atracones?

La comida puede servir como automedicación, al igual que muchas drogas. La comida es una droga, es decir, un medio para influir en nuestro ánimo o en nuestra percepción.

El hombre no se mueve sino por placer. Aquel que se sacrifica trabajando es porque su trabajo le produce placer o porque lo que obtenga dentro de un tiempo será placentero. Si trabajamos de manera sacrificada en algo que aborrecemos es porque esperamos antes o después una recompensa placentera. El cerebro del hombre y por tanto de la humanidad sólo tiene una gasolina: el placer, el deseo, en cualquiera de sus formas.

Sigue leyendo

¿A qué sabe la curación?

Acabo de leer este párrafo en el blog de Sara Domínguez y me he emocionado:

Con el tiempo (y sólo con el tiempo) las razones para seguir adelante y salir del todo de este infierno fueron aumentando en número y haciéndose más fuertes en intensidad. Retomé la Universidad y me ilusioné con los estudios; me reencontré con amigos a los que hacía mucho que había echado de mi lado; empecé a estar mejor en casa; conocí a nuevos amigos; experimenté nuevas sensaciones; empecé a sentirme mejor, a disfrutar de las cosas, a vivir experiencias que no conocía… En definitiva me fui queriendo, me fui sintiendo cada vez mejor, y a medida que esto pasaba me motivé (aunque aún quedaban momento muy difíciles) y me enganché a esas nuevas emociones. Cada vez me iba soltando más del clavo ardiendo de la enfermedad y me iba dando cuenta de que no sólo no me caía, sino de que había un mundo maravilloso ahí fuera.

Lo firmaría ahora mismo. Yo también me enganché totalmente a esas nuevas emociones. Ahora entiendo por qué algunos amigos se preocuparon, ahora entiendo la vehemencia de mi búsqueda, el ansia de ir un paso más allá. Qué alegría que alguien explique con palabras ese sentimiento tan fuerte y que guía mi vida desde hace un par de años.

Saludos a todos y ¡mucho ánimo!

Efectos secundarios

Un dia hace tiempo me puse a recapacitar sobre todo lo que no me gustaba en mi vida, sobre problemas relacionados con mi trastorno alimentario, unos posiblemente como causa, otros como efecto, otros simplemente como problemas paralelos. Me salió una lista bastante larga. La mayoría de las cosas se han arreglado con la terapia psicológica, alguna queda por ahí… en fin, nadie es perfecto. No me extraña que mi cuerpo me estuviera dando señales de todo tipo porque la vida con todo ese lastre de verdad que no es vida.

Sigue leyendo

La culpa-habilidad

Ya sabéis que soy bastante alérgica al concepto de culpa. Pues siguiendo en esa línea os recomiendo que echéis un vistazo a este artículo que trata el tema desde un punto de vista algo diferente. Una cita:

No me interesa la culpabilidad, ni el infierno ni la redención… Nada de eso. Busco la eficiencia, no culpables. Se trata de mejorar el funcionamiento de las organizaciones, y si eludimos responsabilidades, no entenderemos los problemas, y si no los entendemos, no sabremos nunca cómo solucionarlos.

Enfermedades nuevas

Quería lanzar una reflexión al aire, a ver qué opináis.

Todas las enfermedades han sido descubiertas en algún momento. También sus tratamientos, y hay muchos por descubrir.

Cuando tienes una enfermedad que se conoce hace mucho tiempo y para la que existe un tratamiento en el que los médicos coinciden todo es relativamente fácil. Te da un ataque de apendicitis, te quitan el apéndice. Te coges la gripe, a la cama. Cistits, antibióticos. Etc.*

Cuando tienes una enfermedad más o menos nueva las cosas se complican. Mucha más responsabilidad recae sobre el paciente que tiene que decidir qué médico le viene bien o qué tratamiento prefiere.

Sigue leyendo