Las francesas no engordan

Acabo de leer un libro que se titula “Las francesas no engordan”. La autora, Mireille Guiliano, es francesa y vive a caballo entre Francia y Estados Unidos. En su libro explica a las estadounidenses por qué en Francia el sobrepeso no es un problema tan grave como en los Estados Unidos, es decir por qué según ella las francesas no engordan. Pensándolo, es cierto que no conozco ninguna francesa gorda pero tampoco conozco a tantas…

De joven estuvo un año en América y engordó hasta estar descontenta con su cuerpo y tener problemas de autoestima. A la vuelta su madre pidió al médico de cabecera que hablara con ella y este le propuso echar mano de la sabiduría acumulada durante siglos y conservada en la cultura gastronómica francesa.

Sigue leyendo

El silencio como enemigo

No tengo nada en contra del silencio. Puede ser reparador, puede ser necesario, puede ser relajante… pero como casi todo, también puede ser malo. El otro día estuve hablando con mis colegas sobre películas en las que el silencio es “el malo”. Una de ellas es “La vida secreta de las palabras” en la que la protagonista carga con un terrible secreto, un sufrimiento insoportable de tiempos de guerra que la carcome y del que evita hablar. La otra era “El secreto de Esma”, sobre una madre que oculta a su hija que es fruto de una violación, también durante la guerra. En ambos casos queda claro que el hablar es el inicio del proceso de duelo, de procesamiento del pasado, inevitable para poder pasar página y empezar una nueva vida.

Sigue leyendo

Año nuevo y buenos propósitos

A todos los que nos leeis: ¡os deseo un 2009 saludable y lleno de buenos momentos! Por estas fechas se suele hacer balance del año pasado y planes para el que viene. Se suelen recordar los propósitos del año anterior y decidir si los hemos cumplido o no. Considero que es una buena costumbre porque siempre es bueno recapacitar sobre lo que hemos hecho, sobre lo que queremos, sobre si hay cosas que cambiar, etc. en vez de que pase el tiempo sin que nos enteremos. Pero ese balance también puede convertirse en una sesión de tortura si los propósitos del año pasado eran inalcanzables, por ejemplo. En mi opinión unos propósitos saludables y positivos deben cumplir estos requisitos:

Sigue leyendo

Traicionado con un beso

El otro día estaba oyendo la canción “Pride” de U2 y me llamó la atención el verso “one man betrayed with a kiss”, un hombre traicionado con un beso. Empecé a darle vueltas. Es una clara alusión a la Biblia, nada extraño tratándose de la banda irlandesa. De pronto salté del sofá porque había entendido algo: ¡eso es la manipulación! El tema tiene mucho que ver con la autoestima aunque no lo parezca. Os explico a lo que me refiero.

Sigue leyendo

¿Qué es engañarse a sí mismo?

Los trastornos de la conducta alimentaria en realidad poco tienen que ver con la comida sino con procesos psicológicos mucho más profundos. Mi experiencia como comedora compulsiva es que muchas veces cuando aparecen los problemas con la comida  es porque me engaño a mí misma. ¿Que cómo lo sé? Porque las veces que he conseguido descubrir ese engaño la ansiedad desapareció. Es decir que es el hecho de ignorar o no reconocer mis sentimientos lo que me lleva a abusar de la comida, no los sentimientos en sí ni siquiera los problemas en sí. Son buenas noticias: ¡no hace falta arreglar todos los problemas del mundo para conseguir sentirse mejor! 🙂 Se trata de conocernos a nosotros mismos y querernos. ¡Qué fácil!, me diréis. Es algo que hay que aprender y cuesta tiempo y paciencia, es verdad, pero poquito a poquito se va avanzando.

Sigue leyendo

Es lo que es

Es absurdo
Dice la razón
Es lo que es
Dice el amor

Es una desgracia
Dice el cálculo
No es más que dolor
Dice el miedo
No tiene perspectivas
Dice el entendimiento
Es lo que es
Dice el amor

Sigue leyendo

Tomar el sol mejora tu autoestima

Ya desde hace siglos se ha relacionado la luz del sol con las fluctuaciones del ánimo. En Grecia y en Roma eran comunes las prescripciones médicas de baños de sol, que se recetaban para tratar depresiones o procesos de decaimiento. En la actualidad muchos estudios apoyan estos beneficios, dándole al sol el valor que se merece como piedra central de la vida.

¿Por qué?

Sigue leyendo