¿Conoces la bulimarexia?

Muchas veces escuchamos, leemos o nos diagnostican con anorexia, bulimia, transtorno por atracon, pero ¿existirán otro tipo de transtosnos alimentarios?

La respuesta es si, del transtorno que les contare se le denomina BULIMAREXIA por razones que parecen desde ya lógicas.

Les podria contar de esta enfermedad que se refiere a las personas que se valen de los atracones como forma de el hambre o deseo de comer que no pueden controlar, y por ende comen pero luego lo compensan con la purgación (vómito, laxantes, diureticos, enemas) con el fin de no perder todo lo avanzado en su dieta constante.

Este es uno de los transtornos de alimentación que mantiene a la persona más al limite de la muerte, debido a que tiene mayores consecuencias físicas por la constante inanición y sus repentinos atracones y purgas. Tambien es probable que tenga más riesgo psicológico y esté más propensa a la depresión o el suicidio debido a que apesar de intentar por todas sus fuerzas no comer, no logra su objetivo.

Existen dos tipos de posturas en los médicos e investigadores con respecto al tema:

1) Dicen que no deben deferenciar a una persona con anorexia con una persona con bulimarexia debido a que la visión del mundo y su estado mental en ambas con los mismos.

2) Otros se enfocan más a la diferencia de las personas que pueden seguir pasando hambre – sin recnoconocer necesidad o hambre alguna- (anorexia), y la persona que desea hacer eso, pero en realidad lo logra solo hasta un cierto punto debido a que es incapaz de negar sus necesidades por completo (bulimarexia).



Anuncios

Cuando el dolor se convierte en alivio

He decidido contar mi experiencia personal con la autolesión. Durante los últimos días me he sentido bastante mal conmigo misma, he estado otra vez con crisis de ansiedad, con bajones, deprimida, y peleándome con el espejo. Ahora mismo he estado a punto de buscar páginas proana y mía y animarme para meterme otra vez en el mismo infierno. A veces una vocecita se mete dentro de mí y me dice que no tengo suficiente fuerza de voluntad como para aguantar el hambre y conseguir estar delgada de una vez. Y me siento tan mal, me siento tan patética que volvería a las andadas sólo para no odiarme tanto. Sólo para estar bien conmigo misma.

Pero por suerte a veces logro controlar mi propia mente. Y pienso que destruírme a mí misma no me hará sentirme mejor. Lo sé porque ya lo he vivido. En mis peores momentos, cuando llevaba días sin probar bocado, cuando ya no aguantaba ni a mi misma…. tenía tanta tristeza, tanto dolor dentro de mí, que buscaba desesperadamente la forma de librarme de ese sentimiento. Y recurrí a la autolesión. Ni siquiera lo pensé, simplemente necesitaba hacerme algún tipo de daño físico para aliviar mi dolor mental. No sé porqué, pero me sentía mucho mejor. Para mí era una forma “rápida” de deshacerme de la culpa y aliviar mi ansiedad. Antes de experimentarlo conmigo misma jamás había oído hablar de la autolesión, y cuando alguien me descubría las cicatrices y me preguntaba por qué hacía eso, yo no contestaba, porque ni siquiera yo lo sabía.

Sigue leyendo